Formación continuada de los docentes.

 

El MINERD cuenta  con el mecanismo más eficiente para lograr revertir los resultados de PISA: El INAFOCAM,  organismo creado para garantizar la actualización permanente de los docentes en servicio. El esfuerzo que se hace ahora para implementar una nueva normativa de formación  de  docentes es loable, pero sus frutos se obtendrán    a partir de los próximos cuatro años cuando saldrá la primera cohorte de docentes formados bajo las orientaciones de la  referida normativa.

El sistema educativo cuanta con más de 80 mil docentes activos, muchos de ellos con más de 20 años  en las aulas. Muchos cerca de  la edad de jubilación. Pero este es el capital de trabajo más importante del sistema,  por lo cual esa debe ser la prioridad hacia donde orientar el esfuerzo de formación de los docentes. Es mejorando las capacidades de ese cuerpo que se puede impactar rápidamente  en la calidad de la educación que se ofrece en las aulas actualmente.

También cuenta con muchos docentes de recién ingreso a las aulas para atender la expansión derivada de la Tanda Extendida. Estos docentes tienen otros tipos de necesidades, especialmente, de orientación para adecuarse a las necesidades del centro educativo,  las derivadas del necesario conocimiento de las disciplinas de enseñanza y sobre las normativas propias del funcionamiento de los centros educativos. Estos docentes requieren de un mecanismo de acompañamiento que les facilite su tránsito de la formación recibida en la universidad a la realidad de la escuela dominicana.

Es conocido que la  escuela tiende a resistir los cambios, sobre todo, cuando el mismo afecta los conocimientos establecidos. Los docentes están habituados a trabajar con un capital  fijo, fundamentalmente, un libro de texto. Pero  en el mundo que vivimos ahora eso no es suficiente. El saber acumulado crece constantemente y los medios para su divulgación también.  La  fuente del saber es la sociedad misma. La escuela apenas puede transferir un mínimo porcentaje de los conocimientos que existen y, por demás, no siempre actualizados.

Por ello, es necesario establecer en  favor de los docentes en servicio  un amplio programa de  formación que les permita su actualización en los avances más  recientes de las áreas de enseñanza a su cargo y, sobre todo,  entrenarles para que puedan  discriminar, seleccionar de  la cantidad creciente de conocimientos a su disposición. Los docentes deben diferenciar el conocimiento útil de  aquel que no lo es,  en base a los requerimientos del currículo. Lo que ellos deben enseñar es  aquellos contenidos que ayuden al alumno a vivir mejor, contenidos prácticos que le den sentido a la vida en sociedad y que les permita obtener un trabajo o crear el mismo en base a su capacidad de iniciativa e innovación.

Es importante que esos docentes sean facilitadores, que estén bien entrenados en las técnicas activas de enseñanza  de suerte que puedan favorecer en sus alumnos la capacidad de aprender por sí solos, para  que sean responsables de su propio aprendizaje, que puedan discriminar el tipo de conocimientos que les pueda ayudar en sus propósitos de aprendizaje. Los niños que llegan a la escuela hoy son los de la generación Z, con habilidades múltiples y sobre todo, con dominio de las  tecnologías de la comunicación y la información. A ellos hay que enseñarles cómo valerse de esas herramientas para aprender  a aprender en ese inmenso mar de conocimientos disponibles. También enseñarles a aprender a hacer, a crear a innovar aprovechando ese conocimiento acumulado.

El docente también debe ser un conocedor experto de esas tecnologías para que pueda hacer uso de las amplias oportunidades de aprendizaje en beneficio propio  y de sus alumnos. El docente debe aprovechar la inmensa disponibilidad de saberes existentes en la red  para renovar constantemente sus  conocimientos, su capital de trabajo.  Y, además, utilizar adecuadamente los objetos de aprendizaje en abierto disponibles en ese entorno digital incorporando los mismos a sus actividades docentes en las aulas.

La reforma curricular en curso que auspicia el MINERD  debe ser tomada como punto de partida para la capacitación de los docentes. A ellos hay que entrenarlos bien en la naturaleza y la práctica de un currículum por competencias y la evaluación  de las mismas. El éxito o fracaso de esa propuesta depende de la seriedad con que se lleve a cabo el entrenamiento de los docentes. Este fue el Talón de Aquiles de la Transformación Curricular puesta en marcha  con el primer Plan Decenal. A los docentes les resultó difícil asumir las teorías del aprendizaje  que sirvieron de base para ese proceso y los entrenamientos recibidos fueron a todas luces insuficientes. Esto puede explicar también los bajos resultados de PISA.

Además, es necesario que los docentes asuman la filosofía de las escuelas de tanda extendida. Ellos deben estar convencidos de que la mayor exposición de los alumnos al trabajo dentro de las aulas es favorable  para  los mismos. Pero ese tiempo debe ser de calidad. La reforma curricular y la tanda extendida son partes de un mismo proceso. La primera debe aportar el contenido para  que la segunda tenga sentido. Para que ambos procesos funcionen adecuadamente al docente hay que entrenarlos con rigurosidad para que pueda hacer un uso  eficiente del tiempo disponible para las actividades  propias del curso o las extracurriculares y complementarias.

No es suficiente que los docentes reciban los cursos de entrenamiento que se consideren necesarios para mejorar su rendimiento en las aulas. A los docentes hay que evaluarlos constantemente. El Estatuto de la Función Docente así lo establece. La evaluación del desempeño debe ser obligatoria para todos los  docentes durante los primeros años de haber ingresado al sistema hasta lograr su  certificación y acreditación. En este campo el MINERD hizo importantes avances teóricos durante los  últimos cuatro años, definiendo los perfiles profesionales  de los docentes  y   un conjunto de indicadores para evaluar la calidad de su ejercicio profesional. La evaluación del desempeño docente  en base a esos indicadores ayudaría a lograr una mejoría sustancial en la calidad  de los docentes y, por ende, de los aprendizajes de nuestros alumnos en las aulas.

 

 



4 Responses to “Formación continuada de los docentes.”

  1. irlennys placencia Says:


    Visit irlennys placencia

    la formacion continua del docente es importante porque como sabemos la educacion esta en constante cambio y con el uso de la tecnologia podemos ofrecerle a los educando herramientas para que puedan tener un aprendizaje significativo y motivarlo a ser creadores su propio aprendizaje.

  2. Ananias Says:


    Visit Ananias

    Es muy importante que los profesionales de la educacion permanezcan en formacion continua,para asi hacer frente a la realidad cambiante de las aulas y la nuevas competenciasque se requieren para el ejercicio del docente.
    No cabe duda que la educacion continua ambito profecional,pero en el ejercicio docente se hace mas mas necesario ya que deben de estar al dia en cuanto a concimientos ya que deben hacer frente a situaciones que demandan mayor atencion y concentracion.

  3. Jose Ramon Bencosme Says:


    Visit Jose Ramon Bencosme

    Estoy de acuerdo con el Articulo: Formación Continua de los docentes. Es una realidad que en el Sistema Educativo Dominicano hay gran cantidad de docente que desconocen los beneficios que ofrece la tecnología para desarrollar el proceso enseñanza aprendizaje.
    El Ministerio de Educación debería facilitar un plan piloto para que esos compañeros que no dominan la computadora y los programas educativos que tenemos a nuestra disposición, realicen capacitaciones por regionales Educativas para que ellos puedan subir al tren de la tecnología.

  4. Jose Ramon Bencosme Says:


    Visit Jose Ramon Bencosme

    http://www.educacionuniversitaria.com.do/?p=583#comments


Deje un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>