Exceso de egresados o falta de empleos de calidad?

Publicado el Martes, julio 21st, 2015

 

 

Se discute hoy en los medios de comunicación la existencia de egresados universitarios que no encuentran empleos en la economía formal y por ello se   emiten opiniones favorables a  la limitación e incluso el cierre de carreras universitarias, alguna de corte liberal como el derecho. Este no es un tema exclusivo de la República Dominicana. España y Francia, por tan solo citar dos casos, tienen el mismo tipo de debate. En el fondo la preocupación es  el tiempo que tardan los egresados universitarios en lograr su primer empleo. En Francia se han propuesto iniciativos para reducir impuestos a empresas que contraten jóvenes recién egresaos de la universidad.

Esta cuestión no era relevante en los países de corte socialistas donde la planificación de la mano de obra calificada se hacía centralmente. El gobierno decidía cuántos ingenieros necesitaba para los próximos cinco años, por ejemplo, y las universidades, eran comisionadas para formar ese número de egresados. Sin embargo, en mis visitas a Cuba he encontrado muchos egresados sin empleo, o más bien, haciendo trabajos no calificados, como conducir un coche teniendo un grado de ingeniero metalúrgico.

La planificación de la mano de obra en una economía  como la nuestra se enfrenta a la realidad de que la demanda de trabajadores calificados es  menospreciada por nuestros empresarios. Muchos prefieren contratar a personas con niveles de calificación bajo y darles entrenamiento en la  empresa y pagar una remuneración menor.  Sin embargo, es frecuente que  debido al atraso tecnológico muchas empresas tengan que operar con mano de obra intensiva  que no requieren un alto nivel de formación.

La realidad es que la economía nuestra no está generando los empleos de calidad que se requieren para   incorporar a los egresados de la universidad. Durante  los últimos tres años, de acuerdo a lo que dice el Gobierno, se crearon 320 mil nuevos empleos. Los egresados universitarios son menos de 120 mil para el mismo periodo.  Los empleos creados casi triplican a los egresados de la universidad, entonces por qué no encuentran empleos? La respuesta es que esos empleos son de baja calidad y mal remunerados.

Nuestras empresas operan con los niveles más bajos de tecnología y requieren empleados de con baja calificación profesional.

Sin embargo, en términos sociales, muchos egresados de las carreras liberales no requieren acudir al mercado de calificaciones. Ellos generan sus propios empleos. Es el caso de los abogados, contadores, ingenieros, médicos, etc.

Lo que actualmente se está priorizando en la formación universitaria es el emprendedurismo. La formación universitaria debe  procurar que las personas generen proyectos, iniciativas empresariales para, en primer lugar, crearse su propio empleo, y, en segundo lugar, generar riquezas y más empleos. Este es el círculo virtuoso que debemos fomentar.

La formación universitaria no tiene como razón única la incorporación a la economía formal. Muchos egresados nunca acuden al mercado a buscar empleos, sea por ya lo tienen o porque su razón para estudiar era la satisfacción personal de obtener un título universitario. No obstante, las sociedades se desarrollan en la medida que  cuentan con los recursos humanos calificados en las diferentes áreas del saber desde filósofos, creadores de ideales, filólogos, teólogos,  hasta físicos nucleares. Todos juegan un papel sumamente importantes en la creación de las condiciones  eficientes para motorizar el desarrollo del país, tengan o no empleos. La riqueza cultural y científica del país está en sus egresados universitarios. Este es el motor del desarrollo


PREOCUPACIONES

Publicado el Martes, marzo 24th, 2015

 

 

La República Dominicana tiene ante sí grandes desafíos. Tal vez el más importante en estos momentos es el de la seguridad ciudadana. Cada semana mueren personas  de forma violenta sea por atracos, celos, tumbes de drogas, etc. Es preocupante que, como dice la fiscal del Distrito nacional, en muchos de esos casos, 90%,  hay policías y militares.  Ante una situación como la mencionada, la ciudadanía está desprotegida, no sabe a quién acudir en caso de emergencia.  Es un desafío para el Gobierno Nacional, hacer frente a esta situación y procurar una definitiva reforma de los organismos de seguridad, muy especialmente de la Policía Nacional.

Hay que devolver la confianza de la ciudadanía en los organismos de seguridad responsables de velar por la tranquilidad de todos y todas y  el derecho de vivir en paz con familiares  y amigos.

El gobierno debe dar un primer paso ordenando una depuración profunda de esos organismos, poner al frente de los mismos a personas intachables que puedan llevar a cabo, sin limitación alguna, la reforma  tan esperada  de esos organismos. Una Comisión de Notables de los diferentes sectores de la sociedad pudiera asumir esta urgente  tarea y convertir a esos organismos en verdaderos garantes de la paz ciudadana.

A la falta de seguridad ciudadana hay que añadir la carencia de mecanismos de sanción para hechos tan graves como la corrupción administrativa.

Son muchos los recursos públicos que se distraen de sus funciones originales para engrosar las cuentas bancarias de funcionarios inescrupulosos. Son muchas las obras que se pueden hacer con los fondos  substraídos, limitando el impacto de la acción del gobierno en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población más necesitada. La justicia debe ser fuerte y sancionar con la drasticidad necesaria a todo funcionario que se le compruebe haber distraído los fondos públicos. No podemos seguir como una sociedad donde el que dilapida los fondos públicos es considerado como un Dios y en contraste,  los pobres llenan nuestras cárceles por hechos nimios.

La falta de sanción de la delincuencia de cuello blanco es un verdadero límite al desarrollo nacional. Como dominicano consciente de nuestras responsabilidades ciudadanas, debemos apoyar todo esfuerzo que realice el Ministerio Público para perseguir la corrupción y emular a la justicia  para   que cumpla con su papel de garante de los derechos de los ciudadanos a tener una administración pública eficiente y transparente, donde los fondos del erario público se usen para  promover el bienestar de todos y todas.

La corrupción administrativa no es privativa de un partido político. Sin importar el partido de gobierno, la sociedad debe reclamar los más altos niveles de transparencia en la gestión de los recursos estatales. Debemos velar por su uso adecuado y denunciar con vehemencia el enriquecimiento ilícito, las fortunas hechas de la noche a la mañana, que en nuestro país son muchas.

No podemos quedarnos callados ante este tipo de delincuencia, pero también debemos reconocer los méritos de aquellos servidores públicos que hacen bien su trabajo, que ponen el interés colectivo por encima del propio.

En este sentido es bueno reconocer que la Administración del Presidente Medina tiene una buena valoración ciudadana y alguna de sus carteras  presentan mejores  resultados que los previsibles  tomando en consideración los recursos disponibles.

El otro tema sobre el cual quiero llamar la atención de ustedes es la deforestación y el deterioro medioambiental que afecta al  país. A diario en los medios de comunicación se presentan denuncias sobre la quema indiscriminada de áreas boscosas para hacer carbón  o madera. También, los causes de los ríos son destruidos por las granceras,  en muchas de nuestras ciudades se acumula la basura,  y existe una gran contaminación visual y sónica. El Ministerio de medio ambiente parece desbordado en su capacidad operativa. Cerca de aquí, desde la misma carretera  de Samaná se pueden observar los desmontes en Los Haitises, curiosamente a pocos metros de un observatorio forestal que tiene ese departamento del gobierno. A ambos lados de la carretera se visualizan los árboles  ya cortados y a nadie al parecer le importa un hecho tan grave.

Qué será de nuestros pueblos y ciudades cuando terminemos de acabar con la capa boscosa del país? En dónde, y a qué costo, produciremos el agua que necesitamos para vivir?.

El tema ambiental debe ser una de nuestras preocupaciones ciudadanas. Debemos evitar la desertificación de nuestro país con las consecuencias en la seguridad alimentaria de la población. Tenemos un ejemplo en Haití. Ellos terminaron sus bosques. Hoy  lloran ese error.

 

Nosotros estamos a tiempo de detener la peligrosa tendencia a pegarle fuego a nuestros bosques. Hay que hacer conciencia en el campesinado que el bosque es su aliado, que él puede vivir de la tierra sin afectar los bosques disponibles, e incluso  que puede vivir con dignidad de la producción de madera.

Exhorto a cada uno de ustedes a ser ejemplo de ciudadanos preocupados por la preservación de nuestro medioambiente. Denunciemos las talas de árboles, no importa quién o quienes estén detrás de ellas. Estos depredadores son nuestros verdaderos enemigos.

Sembremos, cada vez que sea posible, árboles frutales o maderables. Ellos nos ayudan a vivir, nos ofrecen  con generosidad el oxígeno indispensable para la vida. Sin ellos, la vida es imposible. Cuidemos  el futuro de nuestros hijos y nietos. A ellos les debemos un país mejor, un país verde.

Graduandos y graduandas:

Ustedes representan lo mejor de nuestro país. Con su esfuerzo han logrado la meta deseada. Pero no sean egoístas. Los conocimientos adquiridos pónganlos al servicio de la colectividad, ayuden a los más necesitados y actúen siempre con el mayor respeto a los principios de la ética.  Construiremos una sociedad mejor en la medida que nuestras propias actuaciones se basen en  los principios de la buena ciudadanía. Actuemos apegados a la ley y respetemos siempre el derecho de los demás.

 

 

 


El Futuro de la Universidad es Hoy

Publicado el Martes, marzo 3rd, 2015

 

 

 

La reciente reunión del Consejo Ejecutivo de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe, UDUAL, celebrada en la Universidad de Campinas, UNICAMP, Brasil, durante los días 11 y 12 de febrero de  2015, fue un escenario muy importante para analizar los grandes temas que preocupan a los universitarios de la región. Es bueno decir, antes de comentar esos temas, que la UDUAL es la más vieja y la más grande de las asociaciones de universidades de la región. Aglutina a 226 instituciones universitarias de 21 países de la región; la misma ha jugado un papel de primer orden en la definición de las políticas públicas en materia de educación superior en los diferentes foros celebrados en los últimos 65 años.

 

Pues bien, en la reunión de Campinas la UDUAL ratifica el principio de la  educación superior como un  derecho, en bien público  que debe estar al alcance de las grandes mayorías  de la población,  un mecanismo para alcanzar la equidad en las oportunidades educativas y construir  una nueva ciudadanía.

 

Para la UDUAL la autonomía de las universidades es fundamental para garantizar que éstas se desarrollen en un ambiente adecuado, donde la gestión de los establecimientos sea una preocupación básica de sus propias autoridades y donde  la ciencia sea el valor fundamental del trabajo de los académicos. Se prioriza la autonomía como una garantía del trabajo  intelectual de los docentes.

 

En los nuevos escenarios en que se desarrolla y distribuye el conocimiento, la educación a distancia entra en  la esfera de las preocupaciones de la UDUAL y el  efecto ha decidido poner en marcha una importante iniciativa: El Espacio Común de Educación Superior en Línea (ECESELI) con la finalidad de ofrecer postgrados de calidad a toda la región de América Latina y el Caribe. El primero de estos programas es la Maestría en Seguridad Alimentaria, a la cual pueden  acceder alumnos de todos las partes de la región. Lo ofrecerá la Universidad Nacional a Distancia de México en coordinación con la FAO. La idea es que los programas que se ofrezcan a través de ECESELI estén acreditados por los mecanismos de lugar en sus respectivos países.

 

A propósito de acreditación, en la reunión  de referencia se acordó crecer el Consejo de Evaluación y Acreditación Internacional, CEAI-UDUAL, como agencia acreditadora regional, destinada a fortalecer en  los países una política permanente de aseguramiento de la calidad en las universidades de la región, y como mecanismo creible de acreditación de las universidades socios o no de la UDUAL.

 

Es bueno señalar que República Dominicana fue uno de los primeros países de América Latina y el Caribe en  crear una agencia acreditadora de las IES del país: La ADAAC hoy desaparecida.  Tenemos un vacío institucional muy serio en esta materia que debe ser superado si queremos participar activamente en la internacionalización de nuestras universidades. La acreditación de programas e institucionales es fundamental y queremos ser tratados como iguales en el mundo universitario de hoy.

 

Como bien señala Tadeus, Rector de UNICAMP y presidente de la UDUAL, la acreditación institucional y de programas permitiría la consolidación de la internacionalización de las universidades, el reconocimiento automático de títulos y créditos en los programas de movilidad de estudiantes, la planificación estratégica de universidades en base a los planes de mejora derivados de la acreditación.  Son múltiples las ventajas de las IES recibirán de los procesos de acreditación y en estos tiempos es impostergable continuar nuestros esfuerzos en esta importante tarea.

 

Tarea que ya superaran la mayoría de los países de la región y que para el caso dominicano es una rémora importante en el avance de nuestras universidades.

 

Retomar el tema de la ADAAC es prioritario en estos momentos para el éxito de las políticas públicas en educación superior. Sin contar con un mecanismo autónomo, independiente para verificar la calidad de los IES del país, es tarea difícil competir en el plano internacional y aparecer en los rankings regionales en posiciones competitivas.

 

El rol  de Universidad hoy trasciende sus viejas funciones de docencia, investigación y extensión. Hoy la sociedad le pide mucho a los IES y estas deben estar en capacidad de responder a las nuevas funciones que le son atribuidas. Las universidades deben liderar los procesos de cambios sociales y estar al frente de las grandes transformaciones que se derivan de la capacidad  de la sociedad actual de crear conocimientos, de divulgarlos, de crear nuevas tecnologías  y de ayudar en las soluciones que reclaman los sectores más necesitados de nuestra sociedad. La responsabilidad social de la universidad es hoy más que un decir, un proceso necesario.

 

La UDUAL enfoca este tema a  partir  de la valoración del impacto de la universidad en el desarrollo territorial a nivel local. En estos momentos motiva a las IES  a identificar las áreas  donde inciden en su proceso de vinculación con el entorno local, sea a través de los procesos de formación, como de proyectos específicos de responsabilidad social como el trabajo social comunitario, la vinculación de las pasantías a proyectos de desarrollo de las comunidades, etc. Se trata de ver cómo  están incidiendo  las universidades en el  desarrollo de las capacidades locales para lograr mejores niveles de vida de la población.

 

En la actualidad, esta organización universitaria está haciendo un levantamiento de todos los proyectos sociales en que están involucradas las universidades de la región con la finalidad de realizar un gran evento sobre el tema en la ciudad de Quito, Ecuador, en el mes de Mayo. Es una cita obligatoria pata todas las universidades de la UDUAL interesadas en dar a conocer los proyectos, actividades y planes relativos a su responsabilidad social.

 

Sobre este tema, cinco Universidades dominicanas se dieron cita en un encuentro regional sobre el tema realizado en Cuba el 2 y 3 de Julio del 2014, convocadas por el Vicepresidente Regional de la UDUAL, 8 Universidades de Cuba también participaron. Las experiencias  recogidas serán publicadas en un libro en el próximo mes y presentado en la reunión de Quito ya mencionada.

 

En el escenario actual, las Universidades procuran estar más relacionadas, compartir experiencias, poner a disposición de los demás, sus creaciones culturales, económicas, científicas y tecnológicas. El conocimiento  se divulga libremente y al efecto se crean redes académicas de cooperación para viabilizar este intercambio entre docentes de toda la región.

 

Al efecto, la UDUAL ha retomado un tema fundamental: la viabilización del Espacio Común de Educación Superior de América Latina y el Caribe: ENLACES, creado en la Primera conferencia de Educación Superior de América Latina y el Caribe, celebrada en Cartagena de Indias, Colombia, en el 2008 y que se espera inicie sus actividades en la celebración del 100 aniversario del Manifiesto en Córdoba, Argentina, en el 2018.

 

Para hacer viable esta iniciativa la UDUAL ha creado una comisión especial que tendrá a su cuidado poner en marcha los estudios, procedimientos, reglamentos, etc., necesarios para que ENLACES pueda ser una realidad. En palabras de Tadeus; las Universidades, los universitarios deben arribar a un consenso  sobre Enlaces y proponer éste a los organismos responsables y a los gobiernos de la región. Es la universidad que debe decidir su destino, basado en los criterios y funciones que le son propios.

 

Estamos en un momento de gran efervescencia en la universidad de América Latina y el Caribe. El país puede y debe participar en este movimiento de cambios. Para ello, hay que procurar en primer lugar, participar en las reuniones y eventos que se realizan. Las IES del país no deben de estar al margen. También,  es necesario tener mecanismos que nos ayuden a competir en este mundo de cambios. La creación de un mecanismo de acreditación, de aseguramiento de la calidad, es necesaria. Hoy lo reitero,  hay que rescatar a la ADDAC o crear otro organismo parecido que permita tener una mayor valoración de la universidad dominicana en el plano internacional.

 

Pero estamos en espera, los plazos se cierran y con ellos las oportunidades


Palabras de agradecimiento con motivo del 20 aniversario de la universidad

Publicado el Martes, enero 20th, 2015

 

 

En la celebración de estos veinte años  quiero manifestar mi profundo agradecimiento a todos los que han intervenido, directo e indirectamente, en la creación y desarrollo de la universidad.

Al inicio  de este proyecto toqué muchas puertas de amigos para obtener su apoyo como miembros de la fundación. Otros tenían roles técnicos en el organismo decisorio para la creación de la universidad. Dentro de ellos cabe mencionar a María Elena Cruz, Bartolo García y Altagracia López, representante esta última de la ADRU ante el CONES. Ellos pusieron su granito de arena para que la UAPA  fuera una realidad.

Para iniciar la docencia fue fundamental el rol de Milady. Era la secretaria, desde su hogar, allí se recibían  las llamadas de los interesados en ingresar a la nueva institución. Luego se puso en funcionamiento una casa- oficina en Las Colinas y se obtuvo en  préstamo del Colegio Sor Petra. La generosidad de sor María, su directora, fue encomiable: nunca cobró un centavo por concepto de la facilidad puesta a disposición de la naciente universidad.

En gran medida ello contribuyó a que en los primeros tres años pudiéramos construir nuestro primer edificio e iniciar el segundo en un solar donado por el Ayuntamiento de Santiago en la gestión del Lic. Monchi Fadul, actual Ministro de Interior y Policía.  Monchi fue un compromisario desde que le presenté la idea de la universidad, su apoyo al proyecto  permitió un desarrollo sobre bases más firmes.

No obstante, el apoyo principal viene de mi familia, en especial de Mirian, que siempre ha estado a mi lado, aportando sus ideas y trabajando fuertemente para lograr que la universidad avance y logre la finalidad para la cual fue creada. A ella, mi familia, le quité mucho tiempo para dedicarlo a viajar por el interior del país promocionando a la nueva institución y realizando cursos de educación continuada para obtener recursos  para financiar las actividades de la  recién llegada.

Lo que es UAPA hoy es el resultado del esfuerzo colectivo: Empleados, directivos y docentes han aportado sus mejores voluntades y conocimientos para lograr que la universidad avance en el logro de sus metas institucionales.

Con el esfuerzo de todos hemos creado una comunidad académica basada en valores, una familia donde las jerarquías no existen. Trabajamos juntos para lograr las metas que nos proponemos. Cada quien cumple con el papel asignado haciendo y dando lo mejor de sí mismo a favor del colectivo. El trabajo en equipo es una de nuestras fortalezas principales.

Tenemos empleados ejemplares como por ejemplo Madgalena Cruz, Milady Francisco, Yenet y Reyna, Cristina Estévez, Magdalena Fermín, Américo Holguín, Jenny Mago, entre otros. Ellos son ejemplos de trabajo, identidad institucional vocación de servicio y superación personal.

Trabajamos juntos para crear innovaciones que nos permitan crecer como universidad  y diferenciarnos,  poner nuestro sello como institución de educación superior a distancia preocupada por la calidad de sus resultados.

En nuestro desarrollo hemos creado muchas alianzas con universidades nacionales y extranjeras. Le debemos mucho a instituciones como la UNED de España, donde hemos formado muchos de nuestros directivos. La UTPL de Ecuador es un ejemplo de cómo hacer bien las cosas para que la universidad sea más visible, de más calidad, con ellos hemos trabajado mucho en la creación de mecanismos para evaluar la educación superior a distancia. En las redes académicas y asociaciones internacionales que participamos lo hacemos con el ánimo de aprender, de ver otras experiencias para estudiarlas e incorporarlas en la cotidianidad de la UAPA.

En el plano de la internacionalización somos una universidad activa, conocida en los principales foros donde se discute la problemática de la ESaD, enviamos allí a nuestros docentes y funcionarios para presentar sus experiencias y  conocer las de otros, ver los avances en las teorías y herramientas tecnológicas que soportan la ESaD, lo cual nos permite introducir cambios e innovaciones en nuestros planes de estudios, en nuestros recursos de aprendizaje, métodos de evaluación, entre otros.

Estamos siempre dispuestos a cambiar, a innovar nuestras prácticas y procesos pedagógicos.

Confiamos mucho en la capacitación de nuestros recursos humanos y no escatimamos esfuerzos  para lograr nuevas oportunidades de intercambio y cooperación con universidades de la región  iberoamericana. Los acuerdos que firmamos tratamos de honrarlos, ponerlos en marcha,  para beneficio de nuestra comunidad académica.

Nos definimos como una universidad verde preocupada por el medio ambiente y a los fines hemos puesto en marcha el programa universidad saludable para fomentar la preocupación por el medio ambiente,  la cultura del reciclaje, la buena alimentación, los hábitos de  limpieza, la prohibición de fumar. Es raro encontrar alguien que fume en esta universidad, lo cual es bueno para la salud y el medio ambiente.

Nos definimos también como una universidad responsable socialmente y muchos de nuestros programas de extensión, en especial el PUSE y el Servicio Social Universitario, SSU, se orientan a fortalecer la capacidad de comunidades empobrecidas para que puedan, a través de la educación,  superar su condición.

Nos sentimos muy orgullosos de nuestros egresados. En ellos hemos tratado de inculcar valores fundamentales de la sociedad de hoy como lo son el  trabajo en equipo, el aprecio por las tecnologías de la información, pero sobre todo, la cultura de la responsabilidad y la ética ciudadana. A ellos queremos felicitar por los logros alcanzados en sus respectivos campos de actuación.

La UAPA es un proyecto colectivo. Cada uno de los que integran esta comunidad ha puesto su grano de arena para  lograr las finalidades propuestas, definidas en nuestra misión, visión y valores. Hemos definido metas y hemos persistido en su logro, los obstáculos encontrados los hemos superado.

El futuro nos deparará nuevos retos, pero con el concurso de todos, saldremos exitosos.

 

Muchas gracias.

 

 


Nuevas realidades en la Educación Superior a Distancia

Publicado el Martes, noviembre 18th, 2014

 

El encuentro de la Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia, AIESAD, realizado en Rio de Janeiro, Brasil, del 12 al 14 de noviembre, fue una brillante oportunidad para pasar revista a las tendencias  y cambios experimentados por la educación superior en general, pero muy particularmente en la educación superior a distancia. No hay dudas, hoy, de que las grandes transformaciones que sufre la universidad son el fruto de la incorporación masiva de las  tecnologías de la información y de  presencia cada vez más marcadas de las estrategias de la educación a distancia en la educación presencial.

Las Tic han cambiado las formas de relacionarse entre los actores del sistema educativo y las crecientes fuentes de conocimientos acumulados en las bases de datos disponibles. Hay el conocimiento se multiplica a un ritmo impresionante, exponencialmente, y los medios disponibles para acceder a él son cada vez más potentes y variados, estamos en condiciones de llegar muy rápidamente a los conocimientos más avanzados disponibles en cualquier parte del mundo. Este hecho, es el motor fundamental de los cambios que  se producen en el sistema educativo. Es un cambio tan importante que conlleva la posibilidad real de democratizar las oportunidades educativas a todos los niveles y garantizar que todos los ciudadanos, donde quiera que estos se encuentren,  puedan alcanzar una educación de calidad. Estamos pasando de una educación superior de élite a una educación masiva, sin fronteras y al alcance de todos. Para cualquier ciudadano, es suficiente tener acceso a un dispositivo móvil para lograr entrar en contacto  con los conocimientos del más alto nivel  que distribuyen, por ejemplo, las universidades  de Harvard  o la de Yale.

Este nuevo escenario se refuerza con los llamados Cursos Gratuitos Masivos en Abierto, MOOCS, que se han puesto de moda a partir del 2008 con la disposición de las  antes mencionadas universidades y otras como Stamford y California. También la UNAM de México, UNED de España, entre otras. UAPA tiene uno de estos cursos en asociación con la UNED de España, de ofrecer sus cursos de forma gratuita para que puedan ser utilizados por cualquier persona en el mundo que esté interesada en formarse en una determinada competencia que le permita mejorar sus oportunidades de  encontrar un empleo o de promoverse al interior de una empresa. Estos cursos permiten a una persona obtener una formación tan especializada como lo desee sin necesidad de seguir la rigurosidad de una formación conducente a un título universitario. Cada quien puede organizar su proceso de aprendizaje seleccionando los cursos que quiere y cuando quiere. Con plena libertad para aprender lo que es de su interés.

Cada día son más las universidades que se unen a esta tendencia, que en el fondo se basa en la idea de que el conocimiento debe ser para beneficio común de la sociedad, compartir el conocimiento, por más especializado que sea, es hay una realizad que beneficia a toda la humanidad. Las grandes universidades, las más prestigiosas del mundo, encabezan esta tendencia de distribución gratuita de sus cursos. Las viejas preocupaciones de diferenciar las universidades por la modalidad de enseñanza se están diluyendo. Y es difícil pensar que en los próximos cinco años tal diferenciación tenga sentido.

Las universidades presenciales han asumido las estrategias de la educación a distancia, sea como complemento a la formación presencial utilizando las herramientas que le son propias, así como ofreciendo cursos, programas a distancia. Estamos, pues, ante un cambio de paradigma en el cual la postura de la educación a distancia cobra una mayor relevancia y un mayor grado de legitimidad social y científica. Brasil es pionero en este campo. Cinco universidades del estado de RIO de Janeiro crearon el  Consorcio CEDERJ con el objetivo de ofrecer educación superior a distancia a los alumnos matriculados en esas instituciones. Cerca del 30 por ciento de los alumnos, un millón 200 mil alumnos, realizan sus cursos a distancia en matemática, física, biología, ingenierías, economía, etc.. La titulación de estos alumnos corresponde a cada universidad, pero la formación la reciben en el consorcio garantizando con ello que los títulos otorgados no puedan ser diferenciados  en el mercado de trabajo por la modalidad de enseñanza. La calidad de los estudios está debidamente documentada y el éxito en el mercado laboral de estos alumnos comprobada mediante investigación.

Todos los funcionarios que hicieron uso de la palabra en la apertura del Congreso de Río, incluyendo el Ministro de Ciencia y Tecnología y el de Educación Superior, pusieron todo su empeñó en destacar la importancia que Brasil le otorga a la educación a distancia como estrategia para lograr la igualdad de oportunidades y las metas que se tienen  para el 2030, una de las cuales es  que el 30 por ciento de la población universitaria haga su formación en esta modalidad. Brasil es un ejemplo de país con claras políticas de apoyo a la expansión de la ESaD.

En Argentina el Ministerio de Ciencia y Tecnología creó un programa para la formación de  innovadores productivos. A quién le encargaron la tarea? Al programa virtual de la Universidad de Buenos Aires. Marta Mena, experta reconocida a nivel mundial en EaD, es la responsable de conducir el proceso. A la fecha, en 31 centros distribuidos en todo el país, se han formado 210 especialistas y se han aprobado por el mecanismo de lugar del sistema de ciencia y tecnología de Argentina igual número de proyectos, muchos de los cuales se están ejecutando. En otras palabras, Argentina confió la formación de sus innovadores a la educación virtual.

En Perú el Ministerio de Educación acaba de contratar a la Universidad Católica para formarle a 20 mil docentes distribuidos en todo el país mediante programas virtuales.

Es otro ejemplo de la creciente importancia de los modelos flexibles de formación tanto inicial como continua. Es una nueva realizada que debemos aprovechar e incorporar en las prioridades de las políticas públicas que se implementan en el  país conducentes a lograr la elevación de las tasas de escolaridad en todos los niveles, especialmente en secundaria y la universidad.

El modelo educativo que se impone con la incorporación de las TIC es flexible, mixto, donde la universidad presencial se ve obligada al uso creciente de las estrategias y recursos propios de la educación a distancia. En otras palabras, hay una influencia creciente de la educación a distancia en la presencial.   Sin embargo, la legitimidad social de la educación a distancia, la eliminación de los viejos prejuicios sobre la calidad de esta forma de organizar y ofrecer las formas de enseñar y  aprender, depende mucho de cómo la universidad a distancia establezca mecanismos creíbles de verificación de la calidad.  Básicamente se trata de que  en la EaD se establezcan mecanismos internos y externos de aseguramiento de la calidad.

A lo interno, es  necesario crear estrategias que apoyen a los alumnos de nuevo ingreso  en su adaptación al modelo, crear condiciones para su adecuada orientación y para darle seguimiento en su proceso de aprender y en la evaluación de las competencias requeridas para la obtención de un título universitario. Deben existir materiales de aprendizaje adecuados al modelo educativo que se implemente y un sistema de monitoreo de los aprendizajes que garantice  que los alumnos y los docentes hagan un uso adecuado de la plataforma  que sirve de herramienta para distribuir el conocimiento.

La autoevaluación y la acreditación deben ser la meta de las instituciones de ESaD. Los modelos existentes de acreditación han sido pensados para las instituciones presenciales, por lo cual es necesario que en las agencias dedicadas a la materia se hagan las adecuaciones necesarias para que la educación a distancia pueda ser evaluada en base a sus objetivos y principios. No es reclamar un privilegio, sino que esta adecuación permitía una real valoración de los aportes de la educación superior a distancia en la creación de una sociedad más justa, más equitativa donde las oportunidades de aprender se distribuyen de una manera más democrática.

En este punto, es necesario pasar revista a las legislaciones de nuestros países para garantizar igualdad de trato a ambas modalidades.  Hoy no está en duda la importancia y el rol estratégico que juega la educación a distancia en el desarrollo de competencias profesionales de calidad, pero eso debe quedar claro en las normativas que rigen a los sistemas educativos de  América Latina y el Caribe. Hay que eliminar las barreras legales que puedan inducir a pensar que la educación a distancia no tiene el mismo peso que otras formas de enseñar, sobre todo con los cambios que se  experimentados en los últimos años  en los medios de distribución de los saberes y la forma de entrar en contacto con ellos.

Nuestro país dispone de una legislación específica para la educación superior  a distancia. No es la mejor, pero tiene aspectos interesantes que deben ser mantenidos en cualquier revisión. Adolece de muchos  conceptos  que no se corresponden con el avance de la EaD en  nuestros países. Es una base para una nueva legislación que recoja con claridad los avances de la virtualidad y el uso masivo de las TIC en el proceso educativo. El Pacto por una educación de calidad orienta en este sentido y en él  se hace un compromiso para que el Estado apoye estas iniciativas, incluyendo la posibilidad de accesos a banda ancha gratuita. No obstante, después de la firma de este instrumento es poco lo que se ha hecho para poner en práctica lo dicho antes.

 

 

 

 


Un mundo de conflictos y esperanzas

Publicado el Lunes, octubre 13th, 2014

Discurso en la Cuadragésima Segunda Graduación Ordinaria  el 10 de Agosto del 2014 en el Recinto Sede, Santiago.

En un mundo tan complejo como el que nos ha tocado vivir, son muchos los temas que llaman nuestra atención. En pleno siglo XXI, cuando se pensaba que las guerras eran cosas del pasado, tenemos conflictos en Siria e Irak que luchan contra el Estado Islámico con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados. El Presidente Barack Obama, quien recibió el Premio Nobel de la Paz, se ha visto involucrado en un conflicto cuya solución no está a la vista y que puede acarrearle a su país enormes dificultades durante un largo tiempo.

Rusia por su lado se enfrenta a la comunidad internacional en un conflicto por el control de los territorios de  Ucrania. Un conflicto que es a la vez étnico, religioso y que en el fondo tiene que ver con el control de los recursos naturales existentes en la región.

En el fondo, con este conflicto se retrotrae al mundo a la época de la Guerra Fría entre las grandes potencias y que puede conducir a un conflicto internacional de grandes proporciones. Ya Rusia, a través de su presidente, recordó al mundo que es una potencia nuclear.

Pero hay guerras no declaradas pero costosas en vidas humanas.

Es el caso de México donde a diario mueren decenas de personas en los conflictos por el control de los carteles de la droga y los paramilitares. El hecho más dramático ocurrió apenas unas semanas donde 43 estudiantes de pedagogía, futuros docentes rurales, fueron secuestrados, presuntamente ultimados por miembros de la policía y sicarios aliados. Es un hecho vergonzoso que debe motivar el más profundo rechazo de la comunidad nacional e internacional. Nos unimos a las voces que claman que  este hecho no queda sin sanción, que los culpables sean llevados a la justicia de ese país y sancionados ejemplarmente.

En  África Occidental  el ébola está creando estragos. Una enfermedad con una tasa muy alta de mortalidad de la cual no estamos exentos. En cualquier momento se pueden presentar casos importados y casos locales. Ya Estados Unidos  tiene al menos un  caso propio y decenas de personas en observación. España también.  El mundo hoy es pequeño. Los viajes internacionales de mercancías y personas acrecientan los riesgos y debemos estar preparados para enfrenarlos.

Debemos siempre estar preparados para enfrentar las dificultades y la educación que recibimos, desde la más tierna infancia, nos debe conducir a repensar nuestras acciones y a estar atentos a los desafíos que se nos presenten a cada momento.

Aquí en nuestro país son muchas las limitaciones, en especial, la violencia que nos arropa. Muchas mujeres son asesinadas por sus parejas, tenemos uno de los índices más altos de muertes por accidentes de tránsito a nivel mundial, conducir en nuestras carreteras y ciudades es una verdadera odisea, el desempleo   afecta un porcentaje muy alto de nuestros jóvenes, por ello muchas veces caen en conflicto con la ley.

Nuestra producción agrícola tradicional está afectada por grandes plagas, es el caso del plátano, los cítricos y el café y no se vislumbran políticas serías para resolver estas contingencias de la naturaleza. Los organismos oficiales  aparentan no tener planes claros de cómo enfrentar estas dificultades, cuyos efectos en la productividad de nuestros productos son desastrosos, creando más pobreza, más desaliento en nuestros campos y ciudades.

La agresión a la naturaleza es constante. Incendios forestales, deforestación y quema de predios para hacer  sembradíos improvisados en laderas y montañas, tiene nuestros ríos y arroyos al borde de desaparecer.

La política forestal del país, si en que la tenemos, no nos garantiza tener las áreas boscosas que el país requiere para garantizar la producción de las aguas requeridas y, además, carecemos de una política clara sobre el uso de las aguas disponibles.

Por eso nos oponemos a la explotación de Loma Miranda. Hay que preservar los pocos recursos naturales que nos quedan, para beneficio de las nuevas generaciones. Loma Miranda debe ser Parque nacional: hagamos un compromiso con la vida. Sembremos todos los árboles que podamos, donde quiera que haya un espacio disponible.

Los políticos nuestros entienden que este país es solo de ellos. La Constitución que debe regular la vida en democracia de todos y todas, al  parecer  es letra muerta o bien se usa para crear dificultades como la sentencia 168 sobre  nacionalidad. Hoy vemos que muchos proclaman la necesidad de una nueva  modificación constitucional  para permitir la reelección del Presidente Medina, quien ha hecho un excelente gobierno, ha cambiado el rostro de la gestión gubernamental, la imagen del gobierno. Es más cercano a las personas humildes y por ello se ha granjeado grandes simpatías en la población. Es un presidente bien valorado por todos.

Pero es esto suficiente para motivar su reelección  y hacer de la Constitución un pedazo de papel, como la definió el Presidente Balaguer?.

Pensamos que el Presidente debe  concentrar su tiempo en lo que está haciendo bien, en especial, seguir apoyando los planes  para que la educación del país sea cada día mejor. La reelección es una tentación de todo el que está disfrutando del poder, pero  acarrea muchas dificultades, muchos traumas a la sociedad.

Es un tema que debe ser repensado.

El país requiere que su liderazgo sea  más respetuoso de las leyes y con mayor sensibilidad social: cómo es posible que cada semana en el Hospital Robert Read mueran todas los fines de semana un promedio de 9 niños y que su directora diga, y no renuncie, que todos los días mueren 5 niños?. En un país medianamente organizado, tanto el Ministro de Salud Pública como la referida directora debieron presentar sus renuncias de inmediato, sin esperar  a que el Presidente de la República creara una Comisión para investigar tantas negligencias.

Enfermedades desaparecidas como la malaria han retornado al país. En Nigua, San Cristóbal se han confirmado 6 casos, dos de los cuales han muerto.  Esto indica que los controles sanitarios no están operando adecuadamente y que se hace necesario un esfuerzo mayor de las autoridades para evitar que enfermedades ya controladas vuelvan a ser parte de las preocupaciones cotidianas de los dominicanos, afectados ya por  el dengue y la chikungunya.

Pero no todo es tristeza. 

Vivimos en un mundo que cambia muy rápido, que acumula la mayor cantidad de conocimientos en volúmenes nunca antes vistos y que crece con una velocidad impresionante. La ciencia y las tecnologías han cambiado nuestra visión del mundo y la sociedad futura será cada vez mejor, con mayores oportunidades de vivir más y más placenteramente. Nuestro horizonte se acrecienta con los resultados de la ciencia en todos los ámbitos del saber.

Guardando la distancia, el Plan Quisqueya Aprende Contigo es todo un éxito: miles de dominicanos han entrado a la era del conocimiento. Ya  pueden leer y escribir y por ello, ser entes sociales más conscientes de  la realidad del país y participar activamente en procura de soluciones a los problemas que se puedan presentar. Este plan debe ser ampliado y  poner en marcha los entrenamientos en habilidades técnicas para que estas personas puedan encontrar empleos adecuados  y mejorar su calidad de vida.

También, el servicio de emergencias 911 puesto a funcionar en el gran Santo Domingo  ha sido una contribución eficiente para reducir los índices de criminalidad en esa zona y ha permitido una respuesta más eficiente  a las necesidades de atención médica de urgencia.

Es otro ejemplo de que cuando las autoridades quieren hacer algo bien hecho, sin politizarlo, se puede y este tipo de ejemplo es que debemos fomentar y valorar.

El programa de construcción de aulas que impulsa el MINERD  como requisito para la ampliación de  la Tanda Extendida, es singular, es novedoso. Pocos países pueden evidenciar un esfuerzo tan amplio en tan poco tiempo. El mismo tendrá un impacto directo en la calidad  de la educación puesta a disposición de los dominicanos y también en la alimentación de los niños menos favorecidos por la riqueza y, además, impulsará la mediana y pequeñas empresa en las zonas de influencia del programa de desayuno escolar. Es un programa de debemos estimular por todos los medios.

También, es bueno señalar que este Ministerio ha hecho un gran esfuerzo para contratar a mejores docentes en base a concursos rigurosos. Esto tendrá a su vez un impacto positivo  en la calidad de la educación, es decir, en el futuro de las próximas generaciones.

Mejorando la calidad de nuestra educación, mejoramos la vida en comunidad, nos hacemos más conscientes de nuestras necesidades y  preocupados por los demás y  creamos la mejor de las riquezas: hombres y mujeres bien formados para fortalecer el desarrollo del país.

Graduandos y Graduandas:

Esta promoción está integrada por 800 dominicanos que han superado la meta de alcanzar, por sus propios méritos, una educación superior de calidad. Ustedes son ejemplos vivos de que cuando nos proponemos hacer algo bien, lo podemos hacer, lo podemos lograr. Ustedes son ejemplo de que el país puede superar con creces sus limitaciones y ser una mejor  sociedad, donde todos y todas podamos alcanzar nuestros  sueños, vivir tranquilos disfrutando las cosas buenas que  la naturaleza  nos ofrece.

Los felicito y les deseo el mejor de los éxitos en el ejercicio de su profesión.


La verdadera revolución educativa.

Publicado el Martes, marzo 18th, 2014

 

 

Ortega y Gasset dijo en el libro de las Misiones que la educación debe seguir las reglas de la economía de la enseñanza,  queriendo decir  con ello que a los niños había que enseñarle lo que pueden aprender y lo que es útil para  la vida.

 

Esas palabras de Ortega y Gasset cobran hoy día mayor importancia debido a  la gran cantidad de conocimientos que día a día se acumulan y que es imposible asimilar en una o varias vidas. La gestión del conocimiento es hoy uno de los grandes desafíos de las organizaciones y muchas ciencias se han estructurado en torno a la gestión  de la enorme cantidad de datos que la sociedad acumula y está en capacidad de producir.

 

Esa realidad tiene implicaciones para los que diseñan el contenido de la educación y las formas de cómo los alumnos deben entrar en contacto con el saber acumulado. En estos momentos es imposible diseñar una carrera pensando que los egresados tendrán el dominio pleno de los conocimientos acumulados.  Por ello, la especialización cobra cada día más importancia. La licenciatura es de carácter general y el postgrado, maestría y doctorado, tienden a procurar la especialización  en un dominio o campo especifico del conocimiento.  La norma de hoy es saber mucho de  una o pocas cosas. El conocimiento más raro, escaso, es el que se paga más caro.

 

Ante la magnitud de los saberes acumulados las viejas estrategias de aprendizaje  basadas en la memorización ya no funcionan. El alumno debe, como bien lo señaló el Informe Delors,  aprender a aprender, es decir, desarrollar estrategias que les permitan obtener por sí mismos los conocimientos.

 

 Ya que el conocimiento evoluciona  y se acumula muy rápido, las instituciones formadoras deben  ir incorporar acciones que permitan a la comunidad académica estar al tanto de los cambios  de  paradigmas. Este papel  lo juega la educación continuada a lo largo de la vida. Ser egresado de una determinada carrera no es una garantía de éxito en un mundo que cambia tan rápido. Debemos estar en la disposición de realizar constantemente adecuaciones en nuestro perfil profesional para hacer frente a las  innovaciones que provienen del mundo empresarial, científico y tecnológico.

 

Esto implica también que en un futuro cercano los egresados de una carrera para ejercer deberán certificar constantemente los conocimientos y habilidades adquiridas durante el desarrollo de su carrera profesional.   No será posible vivir para siempre de lo que se aprenda en la universidad. Habrá que cambiar de perfil profesional una o más veces durante la vida útil de los trabajadores.  Por ello es importante que la formación de base sea amplia, flexible, adaptable para permitir con mayor facilidad hacer esos cambios y poder asumir las nuevas exigencias de la sociedad.

 

Los rígidos moldes  de formación en los cuales un docente sabelotodo  era el centro de atención, da paso a un modelo en el cual la responsabilidad de aprender es del apropio alumno  el cual se vale de las diferentes fuentes de distribución de conocimientos a su alcance para lograr las metas de aprendizaje. Es un contexto flexible en donde las fuentes del saber no están en las aulas sino en la sociedad y se poden a disposición de los alumnos por medios diversos, pero eficientes: la internet y los dispositivos móviles que hoy están al alcance de todos y todas.

 

Es un contexto de democracia en el acceso a la información especializada lo cual crea mayores oportunidades de aprender para los más desposeídos de la riqueza.  La escuela es la sociedad misma. Allí todos podemos aprender y enseñar  lo que sea de nuestro interés. La escuela sin paredes ni fronteras es ya una realidad al alcance de todos, basta para ello con tener acceso a un dispositivo móvil.

 

Y esta es la gran revolución educativa del siglo XXI.

 

La educación de las nuevas generaciones será diferente como diferentes son sus aspiraciones y medios a través de los cuales recibirán los conocimientos. Será  una educación centrada en la satisfacción de las necesidades de aprender de las nuevas generaciones.  Será una educación flexible, muy flexible donde cada alumno se enfocará en lo importante para él. Y esto supone un gran desafío para los que se dedican a la enseñanza. El docente tradicional, que considera es el universo del conocimiento verá su rol desfallecer ante el impulso de los medios masivos de distribución de conocimientos. Su rol será de facilitador, de mediador entre las necesidades de aprender de los alumnos y la gran disponibilidad de conocimientos en la sociedad.

 

Las formas de aprender y enseñar están mediadas por las tecnologías. Debemos aprovechar el gran potencial que estas tienen para renovar la escuela, hacerla más moderna, competitiva y basada en los conocimientos más recientes producidos por la humanidad. La gran revolución en la escuela dominicana está supeditada  al  rol que se le asigne a las tecnologías de la información y la comunicación.  Hoy ya es posible que cada niño pueda tener una computadora personal de bajo costo  o   una tableta donde alojar todo el contenido curricular y los medios didácticos, incluyendo una biblioteca básica,  que se sirven de sustento. El Pacto por Una Educación de Calidad  que promueve el Gobierno Dominicano es una gran oportunidad  asumir este criterio como política educativa de Estado. Aquí es donde reside el verdadero cambio de rumbo en la educación dominicana de cara a las exigencias del siglo XXI.

 

 

 

 

 


Los docentes en el Pacto Educativo.

Publicado el Jueves, febrero 13th, 2014

 

 

Una de las grandes preocupaciones durante la discusión del Pacto Educativo  gira en torno al docente, sobre todo la calidad de su formación, las condiciones del ejercicio profesional y la dignificación de su labor en las aulas. Es un tema recurrente que ha estado presente en las diferentes mesas de trabajo.  Se trata de reconocer que sin buenos docentes  la reforma educativa no es posible.

Dentro del contexto de la formación se discutió mucho, sin llegar a un consenso,  sobre el lugar donde debe realizarse la formación de los docentes, tomando en consideración la decisión tomada de que el componente  orientado al logro de las competencias de aprendizaje disciplinar sea el más fuerte en la formación. En este sentido, se han propuesto dos soluciones: la primera sostiene que la formación debe ser realizada en las facultades especializadas. Así, el docente de matemática debería ser formada en la Facultad de Ciencias en coordinación con las escuelas de pedagogía. La otra posibilidad es que la formación  sea responsabilidad  de la Escuela de Ciencias de la Educación y los componentes especializados, matemática, química, biología, etc.,  sean ofrecidos por los departamentos existentes en las universidades.

Sin embargo, ambas posturas reconocen la necesidad de que la formación de los docentes sea más  fuerte en las competencias cognoscitivas. El nuevo docente   a ser formado  debe ser un conocedor pleno de los contenidos curriculares del segundo ciclo de la educación primaria y del nivel secundario, donde orientarán el proceso de aprendizaje de  manera más especializada.

Se trata con ello de superar las limitaciones que presentan los docentes actuales cuya formación se orienta a  atender las especificidades de los niveles y cuyo fuerte es la formación en las áreas pedagógicas. El nuevo perfil del docente se orienta a  ofrecer una formación más científica poniendo de relieve las competencias propias de cada disciplina, es decir, a formar un docente más especializado en los contenidos curriculares. Con esta orientación de la formación se pretende superar los bajos resultados  de aprendizaje de nuestros alumnos en los diferentes niveles educativos. Nuestros niños deben aprender más y en mejores condiciones y los docentes son fundamentales en ese proceso.

Naturalmente, un tema que debe ser  resuelto para garantizar la calidad, independientemente de la calidad de la formación, es el tiempo de dedicación de los docentes al trabajo en las aulas. Los estudios más recientes indican que el tiempo destinado a la formación en las aulas es una de los factores que más impacto tiene  en los resultados de los niños en las aulas. Por ello, es importante que en el pacto de establezcan condiciones claras de cumplimiento del calendario escolar por todos los actores del proceso educativo. Con buenos docentes dedicados  a realizar un trabajo de calidad en las aulas hay garantías de tener mejores resultados de aprendizajes en nuestros niños, que es a lo que todos aspiramos: una educación de calidad para todos y todas.


Actores claves en el proceso educativo

Publicado el Miércoles, enero 22nd, 2014

En los últimos tiempos se ha estado discutiendo mucho sobre el rol del docente de aula en los resultados educativos de los alumnos. Es un rol sumamente importante y por ello todo esfuerzo que se realice para mejorar su formación, el desarrollo de la carrera docente y la dignificación del mismo tienen un valor estratégico.  Los docentes tienen un peso muy grande  en el éxito de los alumnos en el logro de sus metas.

Sin embargo, para que los docentes sean productivos y realicen su labor con la disciplina y dedicación necesarias, es indispensable que los centros donde realizan su trabajo tengan al frente buenos directores  y un sistema de monitoreo permanente centrado en verificar el avance de los alumnos en el cumplimiento de los objetivos y/o competencias de aprendizaje establecidos en el currículo.

Son los buenos directores que establecen el clima pedagógico necesario para que docentes y alumnos centren sus actividades en el logro de las metas de aprendizaje.  Por tanto, la preocupación por el éxito de los niños  debe también incluir a los directivos en los procesos orientados al mejoramiento de la calidad. En este sentido, hay, en primer lugar, que despolitizar la designación de los directores  mediante concursos  de ingresos transparentes, crear las condiciones para que los buenos directores permanezcan en sus puestos de trabajo independientemente de los vaivenes de la política partidaria. Además, establecer un programa de formación permanente que mejore sus cualidades de director, orientando el mismo hacia el logro de  resultados.

En adición, los centros deben ser monitoreados desde el inicio del año escolar por especialistas en la enseñanza  de las disciplinas del currículo a  los fines de observar los procesos e introducir los cambios e innovaciones necesarias que ayuden al docente al logro de los buenos resultados en sus alumnos. Esto tiene mayor significación en estos momentos en que el MINERD realiza importantes cambios tanto en la estructura académica del sistema educativo como en la introducción de un currículo por competencias cuya ejecución supone un cambio profundo en la práctica de los docentes a nivel del aula. El acompañamiento  de este proceso y la capacitación de los docentes son fundamentales  si se quiere que en verdad los docentes modifiquen su actuación y se logre el éxito en la implementación del currículo por competencias.

Ahora el MINERD dispone de suficientes recursos para invertir en las áreas fundamentales de la política educativa. Se optó por un amplio programa de construcciones escolares para  lograr la  tanda extendida en breve plazo. Pero cuidado, lo fundamental son las personas. Hay que invertir en los docentes y en los directivos para que cada día sean actores más motivados en el logro de  buenos resultados en los alumnos y centros educativos. Tampoco se puede descuidar el equipamiento necesario de las aulas, especialmente los libros de texto y la garantía de los recursos didácticos que requiere el currículo para su implementación adecuada.

En relación a los libros de texto, es necesario que, acorde con el nuevo currículo por competencia,  se inicie  desde ya un proceso de edición de los mismos para garantizar que al inicio del año escolar 2014-2015   no se repita lo ocurrido este año  en la tardanza en  llegar a los centros educativos, muchos de los cuales  esperan por ellos todavía.

Creemos que este es el momento de la escuela dominicana. Hay mucho interés en hacer las cosas bien y los diferentes sectores que inciden en la educación nacional tienen  la mejor voluntad de apoyar el proceso de cambios que se vive. Es una oportunidad única que tiene el gobierno dominicano de lograr un excelente consenso en el Pacto Educativo, en el cual los docentes y directores sean partes fundamentales ya que son actores claves en el éxito  de las políticas educativas.


Formación de los docentes para el éxito

Publicado el Lunes, diciembre 23rd, 2013

 

Disponer de docentes bien formados es una preocupación de la sociedad dominicana y es una de las grandes motivaciones del Pacto por una reforma educativa que promueve el Gobierno Dominicano. Es una prioridad toda vez que los estudios internacionales evidencian que disponer de buenos docentes en las aulas es el mecanismo más eficiente para  lograr buenos resultados de aprendizaje en los alumnos.

En evidente que  la formación de los buenos docentes debe ser exigente para lograr que los mismos desarrollen las competencias necesarias e  indispensables para ejercer sus funciones en las aulas. Esto incluye, tener una excelente formación en el campo curricular donde deben enseñar, sea la lengua materna, como matemática o las diferentes ciencias, tener un buen dominio de las TICS para utilizar  recursos disponibles en la internet, tener una alta responsabilidad con el desarrollo de su propia carrera,  habilidades para el trabajo en equipo y preocupación permanente por el éxito de su grupo.

Hoy día se valora que los docentes sean entes facilitadores del proceso de aprendizaje, que sean creativos  e innovadores de su práctica pedagógica a nivel del aula. Un docente diferente que esté en condiciones de investigar, de aprender por sí solo, que sea flexible, tolerante con las opiniones de los demás y con las diferencias culturales.

La modalidad en que es formado sea presencial como virtual o en cualquier otro enfoque del blendelearning,  es lo de menos. Lo importante es que en la institución donde se forme el docente  se garantice, por los medios de lugar, el desarrollo de las competencias indicadas en el plan curricular de que se trate, que se logre el perfil de formación esperado. En la sociedad de hoy hay una tendencia a  que los modeles formativos flexibilicen el tiempo de formación presencial en aras de incorporar los avances de las TICs a la educación.  Colombia y Brasil tienen experiencias muy positivas en este enfoque de la formación docente.

En adición a lo anterior, y para garantizar el éxito de los docentes en las aulas, el ejercicio de la profesión docente es regulado por  el Estatuto de la Carrera Docente que establece que el ingreso de los docentes a las aulas es  mediante concurso. Además, se establece la evaluación de su desempeño. Estos mecanismos deben ser aplicados con rigurosidad para lograr sus resultados en el desarrollo de la profesión docente.  En adición a lo anterior, el MINERD trabaja seriamente en el establecimiento de  indicadores de éxito para el desempeño de la carrera docente en aras de lograr la certificación de los mismos. Todos estos medios deben garantizar que los docentes en ejercicio  tengan el éxito esperado a corto y mediano plazo.

Si bien la formación inicial de los docentes  es importante,  su éxito en las aulas está condicionado a que se cumpla con las regulaciones anteriores y que los docentes sean monitoreados en las aulas por docentes competentes. Por ello, también es necesario que los directores de centros tengan una visión más  académica que administrativa  y una mayor preocupación por el éxito de los alumnos, razón de ser de la escuela.